La apicultura, la profesión que salva al planeta.

¿Sabes qué hace un apicultor? Es la persona que cuida de las abejas, el que las comprende, conoce sus necesidades y siempre se anticipa ante sus demandas. 
Un apicultor siempre observa a las abejas con paciencia y atención, y eso le permite detectar los pequeños cambios dentro de la colmena. 

El apicultor es el pastor de sus colmenas, en cada una de las colmenas viven abejas con su propia personalidad, y cada una de esas personalidades es lo que un buen apicultor debe de conocer. Como el pastor, un apicultor siempre guía a sus abejas hacia los mejores campos de flores, sabe cuando alimentarlas, cuando cambiar a la reina, cuando hay que curar alguna enfermedad, cuando están felices, cuando están estresadas…

En realidad, la apicultura es una actividad que ha estado salvando al mundo.
Durante los últimos años, nos hemos ido dando cuenta de la gran importancia de las abejas en el mundo. Hoy en día sabemos que  las abejas son uno de los insectos polinizadores más importante del planeta, y es que sin las abejas muchos de los frutos que conocemos y disfrutamos se extinguirían y la pirámide alimenticia se quedaría sin una de las bases principales. Por lo tanto, un apicultor no sólo cuida de las abejas, sino que, al mismo tiempo, su tarea está siendo esencial para mantener al planeta.

Como Einstein dijo: “Si muere la abeja reina, al ser humano le quedan 4 horas de vida” Así que la próxima vez que nos preguntemos, qué hace un apicultor: “¡Salvar el planeta!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *